miércoles, 15 de junio de 2011

Palabras a Carmencita - Antonio Moreno

¡¡ Hola chic@s !!

Hoy os dejo y espero que os guste, el relato enviado por Antonio Moreno. ¿Qué quien es Antonio Moreno? Es un escritor que ha autopublicado una novela ("Una Guerra Sencilla") y un teatro (Granada 1936:La Leyenda de una Muerte"). Es también el administrador del Blog "Las Cosas de Moreno".Ambos libros estan a mi disposicion, pero si queréis pueden estar en vuestras manos también de forma gratuita. ¿Qué como podéis conseguirlo? Muy sencillo... Solo tenéis que haceros seguidores de su Blog.

Os dejo AQUÍ toda la información.

Sin más, os dejo a continuación el relato.

Un beso y ¡ Hasta Pronto !

Palabras a Carmencita

La Loquilla de Abajo se llamaba Carmencita, la conocí en el otoño de 1975, apenas si había
comenzado el curso, cuando acompañé a mi amigo Domingo al Parque, tenía que darle no
se qué a una chica de su pueblo. Al llegar, junto a los quiosquillos había un autobús “comen
aquí” me dijo y entró, yo le seguí, al subir las escaleras vi por encima de los asientos unos
enormes ojos que me miraban mientras reía a carcajadas. Estudiaba en el Instituto de abajo y
tenía 15 ó 16 años, no lo recuerdo. Yo 18, ¡Me enamoré! Mantuvimos una relación extraña,
curiosa, nunca supe realmente lo que ella sentía. Todos los días esperaba que fuera a verla,
que le leyera algún poema, todos los días escribía poesías para ella, se sentía importante pero
nunca atendía a mis requiebros de amor. A pesar de sus alegrías su corazón estaba triste. Ella
tampoco era correspondida, pensando que no me amaba me alejaba para olvidarla y entonces
me volvía a llamar y un roce de sus labios bastaba para soñar, hasta la primavera de 1976
mantuvimos una peculiar relación de me voy y vuelvo. Cada esperanza moría sin ser regada.
Domingo me invitó a las fiestas de su pueblo, ella estaba allí, me cargué de poemas y quemé
mis últimas municiones, pero fue inútil. Dejé de ir a verla a pesar de sus llamadas, hoy me
encuentro parte de mi carta de despedida, ignoro si la leyó, ignoro si se la envié.
¿Sabes Carmencita?, nunca entendiste mi amor, ni mis pensamientos, ni siquiera mis palabras, pero te gustaban. Siempre esperabas ansiosa mis poemas y mis cartas pero nunca mis besos ni mis caricias, tampoco mi amor. Seis veces rompí contigo en este tiempo y seis veces me buscaste para seguir igual. La de hoy será la séptima y no quiero que me vuelvas a buscar:
Clareas en mi tarde
prado de soledades
feliz ahora siento
que el aire que llevo el caminante.
no lo llevaba yo, sino el viento.

Limón color naranja.
Color prohibido, nada
que olvidadas quedaron
secas hojas otoñales de agua.
Ahora del arco iris mudas bajaron.
Allí tú te quedaste
olvidaste mis cantes.
Siete colores, siete,
siete veces no me viste galante,
Aunque tus ojos gustaron el verde
Carmen.
¿Sabes? Hoy llueve silencio sobre mi cabeza parda, negros nubarrones oscurecen mi alma.
Llega la noche de las cosas opacas. Noche de silencio, el estómago se encoge, el silencio
opaco me desborda, ríos de silencio llegan a mi cama. El silencio es roto por el tic-tac del
corazón

¿Soledad por qué vuelves?
A veces mi poesía no es poesía, es llanto que llora, besa y chilla para luego volver a ser
lamento. Ayer, no sé cuándo, el monótono frio cortaba la tarde, que recordaba cuando
fue primavera, un día de sol con vieja solera, entonces el sol ardía de felicidad y las flores
adornaban
Impresiones de la noche donde rueda callado el silencio, que corre veloz al bosque donde
hasta las estrellas tienen miedo.
Y después…descansada ya la noche, brota el nuevo día, descansado ya el silencio nacen
muchas melodías. He olvidado las estrellas, ¡qué pena! Son tan bellas.
Morena de ojos tiernos, blanda como neblina que en la mañana veo. Carbón ¿tiznas mi
cara? Yo quiero ser tan oloroso como tu negro pelo, fragancia de beso. Carbón ¿Tiznas mi
alma?
Yo veo primaveras, naciendo en las estrellas, morena, compañera, ¿No quieres lo que
sueño? Morena.
Y después lloré silencio, cuando olvidadas palabras treparon a mi corazón diciéndome: no
te quiero.
Cuanta herida en el corazón de esta oscuridad que reposa en cada noche. Y yo tiemblo
solo en pensar, la quiebra de esta oscuridad, dolorosa noche que sola hasta mañana no
volverá a estar.
Más tarde quise sonreír, quizás cabalgando sueños, sobre locas madreselvas que me decían te quiero.

4 Corazones:

Loky dijo...

Es muy bonito, escribes unas poesias hermosas. Me gustan los amores imposibles. Besos!

Astarielle dijo...

A mi tb me gusto mxo. Espero que os animeis a visitar su Blog. Mil bss

Loky dijo...

Yo ya lo sigo! Un bss!

Astarielle dijo...

Gracias Loky!!! Eres un amor!!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...