viernes, 2 de septiembre de 2011

Deseo a lo Desconocido - + 18

¡¡ Hola Chic@s !!

¡Feliz Viernes a tod@s! Os recuerdo que el lunes habrá nueva prueba de la Gincana. ¡Espero que estéis atento!

Hoy os dejo mi primer relato erótico. No estoy muy conforme con el resultado, pero al menos lo he intentado. Algo es algo, ¿no? ¿Qué opináis?

Deciros que si sois menores de edad, deberíais parar de leer. El relato tiene contenido no apto para menores.


¡¡Espero que os guste y que seáis críticos conmigo!!

Deseo a lo Desconocido + 18 AÑOS

Lucia y yo siempre hemos sido unas chicas impulsivas. Una noche, mientras cenábamos en un restaurante decidimos irnos a pasar un fin de semana a Badajoz. No teníamos ningún plan fijo, ni mucho dinero, pero nos sobraba la ilusión de adentrarnos en aquella aventura. Pensábamos en disfrutar de la fiesta hasta que llegase la hora de volvernos.

Cuando llegamos a la estación de autobuses, lo vi. Allí estaba él, un chico moreno, con una larga melena y una vestidura que definía toda su personalidad. Estaba sentado en un banco acompañado de otro chico. Un deseo incontrolado se apodero en mí en cuanto lo mire. Aquel chico despertó mis impulsos más primitivos con solo verlo. Por un instante hasta me avergoncé, sentí que me ruboricé y que todo el mundo me observaba. Aleje mi mirada e intente ocultar mis deseos y actuar con normalidad.

Lucia también se había fijado en ellos, pero a diferencia mía, ella no alejo su mirada de las suyas. Se acercó a donde estaban sentados y con decisión se presentó. Sergio y Oscar, esos eran sus nombres. Yo, preferí mantenerme al margen, estaba cortada y asustada. Desconfiaba de ellos y de mí. Cuando quise reaccionar, Lucia ya les había contado cómo y por qué habíamos ido a parar allí.

Ellos se ofrecieron a ser nuestros anfitriones mientras estuviéramos por su ciudad y no supimos negarnos. Cuando nos quisimos dar cuenta, estábamos en la casa de ambos disfrutando de buena música y riéndonos como chiquillos. Cada vez que mi mirada se cruzaba con la de Oscar, mi cuerpo se estremecía y un escalofrío recorría cada parte de mi ser. Deseaba sentirlo cerca de mí, me moría por besar sus labios y que mi piel rozara la suya. Quería sentirme libre y dejarme llevar. Comencé a beber, no era algo habitual en mí, de hecho era la segunda vez que lo hacía por lo cual el alcohol no tardo en subirme. Notaba una sensación extraña, por un lado estaba un poco mareada pero por otro, estaba más desinhibida que de costumbre. Empecé a acercarme a él, incluso me atreví a acariciarlo con mis manos. Mi mirada ardía de deseo y ya no me avergonzaba que se diese cuenta. Quería llamar su atención, que conociese mis intenciones con él y hasta donde estaba dispuesta a llegar. Para mi sorpresa, reacciono antes de lo previsto. Sentada junto a él en el sofá, giro mi cara con su dulce tacto y me besó. Fue un beso apasionado, diferente, húmedo y caliente. Notar sus labios junto a los míos hizo que me elevase a mis pensamientos más ocultos. Quería tocarlo, sentir su piel junto a la mía y que mis besos recorrieran cada parte de su cuerpo. No estábamos en el lugar adecuado, en aquel sofá había dos personas más que impedían que nuestros deseos se realizaran. Oscar tuvo que pensar lo mismo que yo, por que en aquel instante me cogió de la mano y me dirigió a su habitación.

Fue cruzar la puerta y dejar atrás todo tipo de reparos. Los besos cada vez eran más intensos y largos. Su lengua empezó a bajar sobre mi cuello y mis manos acariciaban su espalda. Ansiaba ver su cuerpo desnudo y no veía el momento de que ocurriese. Desgarre su camisa con fuerza y toque su torso con mis dedos. Él me quito la mía y desabrocho mi sujetador. Sus manos jugaron con mis pechos y su lengua recorría mis pezones. Estaba exaltada y excitada. Lo empuje hacia su cama y lo desnude por completo. Su sexo estaba a punto de estallar y sin pensarlo, lo lamí. Quería volverlo loco de placer, que disfrutara tanto como yo lo estaba haciendo. Mi lengua recorrió cada centímetro de su pene. Quería hacerlo mío, dominarlo y que no olvidara nunca aquella noche. Cuando no pudo más, bajo mis bragas y devolvió sus besos a mi ser. Por un instante sentí que me iba, que me entregaría a él antes de sentirlo dentro de mí. Lo aleje con mis brazos y le pedí que me penetrara. Nos fusionamos y fuimos uno durante un gran rato. Nuestros gemidos eran nuestra única música de fondo. Estaba caliente y notaba que estaba disfrutando tanto o igual que yo. Necesita explotar, quería llegar hasta el final pero a la vez no quería que parase, quería seguir tocando las estrellas junto a él. El placer que sentía sintiéndolo dentro de mí, era algo nuevo y placentero. Había tenido sexo con otros chicos, pero con él estaba siendo diferente. No sé si sería el morbo a lo desconocido o la química que había surgido entre nosotros, pero mi sexo no podía estar más húmedo y receptivo. Cuando Oscar me entrego todo su ser, yo note que tocaba el cielo. Nunca antes había sentido un orgasmo como aquella noche. Cuando terminamos, me beso dulcemente mientras repetía una y otra vez lo maravillosa que había estado.

Acabamos la noche abrazados, durmiendo uno junto al otro, descansando de aquella locura no buscada pero si muy deseada.

8 Corazones:

Princess of Dark dijo...

Mi niñaaaaa!!!me ha gustado mucho!!, para ser tu primer relato erótico está genial en serio^^

Yo para rato me sale asi alguno...no lo he intentado nunca pero algun dia me atrevere^^

Un besityo cieloo

Antonio Moreno Moreno dijo...

!Genial! Muy bien llevado y muy expresivo. !Fascinante! Creo que para ser el primero te ha salido muy bien.

Dulce Cautiva dijo...

Yo opino igual que Antonio Moreno, para ser tu primera vez lo has hecho muy bien. Aunque ha sido corto, ha sido intenso y excitante, por ello te felicito... por cierto, ¿te has pensado ya eso de unirte al club de las escritoras?, ya me dirás vale?.

Saludos y bs!!!

Astarielle dijo...

Claro que lo he pensado mi niña., pero no se como puedo unirme, ni donde escribirte para ello... xk no m lo explikas x mail? Un bso wapaaa

Maga de Lioncourt dijo...

Comparto lo que dicen los demás, aunque hay que estar atentos porque el erotismo en la literatura suele narrarse de otro modo, con otros ingredientes. A mí me da la impresión de que esta es una escena con erotismo dentro de un relato de "romance", por ejemplo.

En fin, vuelvo a la puntuación y la ortografía y te señalo dos cositas a corregir: "se apoderó en mí" no, sería "se apoderó de mí". "Sentía sintiéndolo", no, es redundante.

Besos!!

Astarielle dijo...

Jur, no me habia fijado en lo de Sentia sintiendolo.... Pero tu k entiendes Maga, me ves futuro? Aunque sea un poco...

Maga de Lioncourt dijo...

Futuro tenemos todos, la cosa es tener posibilidades :-)

Si quieres superarte las mejores herramientas son la lectura y la escritura, después ya se verá. Por cierto, si te interesa, puedes unirte a Adictos a la escritura, un grupo en el que se proponen ejercicios de escritura mensuales y se supone que llegado el día de publicar todos los participantes pasan, leen tu trabajo, te comentan y hacen comentarios que te ayuden a mejorar.
Si quieres unirte, pásate por http://adictos-escritura.blogspot.com
Este mes ya se ha propuesto el ejercicio, no sé si podrás participar, pero al menos envías tu inscripción (es gratuito pero se pide que te anotes para mantenerte al tanto de los proyectos y darte la oportunidad de integrar los compilados que suelen hacerse) y ya el mes que viene podrás participar con tranquilidad ;-)

También te invito a mi blog de relatos y "cosas varias" :-P Se llama "Escribiendo la noche". Allí encontrarás otras propuestas de escritura y concursos.

Seguiré leyéndote y cualquier cosa ya sabes mi mail.

Besos!!

Astarielle dijo...

Ya sigo tu blog, te tengo en mi Blog list y ahora mismo mando el mail para inscribirme a esa web.

Mxisimas gracias por tus consejos.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...