sábado, 1 de octubre de 2011

Relato Karla - Gincana Literaria

Tú, mi mejor amigo


-¡Hilary! Menos mal que te encuentro, ¿Dónde estabas?-dice Max.
-Estaba sentada debajo del árbol, no tengo ganas de hablar, lo siento-digo sin mirarle a
los ojos, me giré y fui yendo hacia la próxima clase, sociales.
-¡Espera Hilary!-dice Max, pero le ignoré, no tenía ganas de hablar con él, ni con nadie.
Max es mi mejor amigo desde hace un año, él era el único que me dibujaba una
sonrisa cuando yo estaba triste, él era el único que estaba ahí, el que me decía que me
protegería, que siempre estaría a mi lado, me ayudaba, me daba consejos, aguantaba
todos mis royos… simplemente era perfecto, simplemente era Max.
Pero todo cambió cuando conoció a Elizabeth, una chica de dieciséis años, dos más
que nosotros. Empezaron a salir, a compartir secretos y él fue dejándome de lado, me
sentía sola, mis amigas iban dejándome poco a poco y él sabía que al final también
terminaría dejándome abandonada en un rincón como a un viejo juguete.
Hace tres meses que anda liado con Elizabeth, nunca les había pillado besándose, pero
anoche, anoche todo lo cambió, los vi besarse en el parque de enfrente de mi casa.
Iba a comprar un helado en la pequeña heladería que hay en el centro del parque
cuando los vi en un banco sentados, sus labios juntados y si, besándose, no se porque
empecé a llorar, no compré el helado, me fui directamente a mi casa.
Tumbada en mi cama, las lágrimas iban deslizándose por mis mejillas, mis ojos
azules estaban encharcados de pequeñas gotas de dolor.
Anoche, sentí sensaciones que antes no había sentido, eran extrañas y cada una
diferente.
Antes de entrar a clase…
-¡Hilary!-dice Max que estaba detrás de la multitud de alumnos. Solamente me giré y
entré a clase.
Intenté evitar sus miradas, él está a segunda fila y yo a cuarta, se gira
constantemente y me envía papelitos, pero paso de leerlos. No se que me pasa,
prefiero estar distante con él.
-Joder, Hilary ¿Qué demonios te pasa?-dice Max nada más terminar la clase.
-No me pasa nada, solamente no quiero hablar con nadie-digo en un tono medio
cabreado.
-¿Ni conmigo? Va… cuéntame lo que te pasa, seguro que te puedo ayudar...-dice él y
me coge de la mano, yo impulsivamente la quito lo más rápido posible.
-Ni contigo, no quiero tu ayuda, ocúpate de Elizabeth ella es tu novia y es por la que
te tienes que preocupar-digo mirándole a los ojos fijamente.
-Lo que quieras. Tú mandas señorita-dice con un tono burlón.
Van pasando las horas y Max pasa de mi, se que estuve muy mal pero estaba dolida
por lo que vi anoche, no se porque me ha afectado tanto.
Las clases han terminado por hoy. De vuelta a casa, veo como en el portal de Max
que está a unos metros del mío, están hablando él y Elizabeth, Max no se que le dice pero puedo comprobar que por el rostro que ha puesto Elizabeth no es nada bueno,
pasan unos minutos y ella se marcha corriendo y Max entra en su casa.
Me quedo atónita, no se que decir ni que pensar. ¿Max habrá cortado con Elizabeth?
No se porque pero se dibuja una sonrisa de oreja a oreja en mi rostro, no quiero una
sonrisa, no quiero sentirme así, mi corazón empieza a palpitar fuertemente, me
duele el pecho, empiezo a llorar, está vez son lágrimas de felicidad, me rio, corro
hacía mi habitación, salto encima de la cama…
No se porque he hecho todo esto, nunca me había pasado antes, tengo una
sensación en mi cuerpo de querer comerme el mundo, salir a la calle y bailar por el
medio de la acera, gritar, correr, sentir el viento rozar mi pelo.
Suena el timbre, voy corriendo, ¡es Max! Le abro, le dedico una sonrisa.
-¿Por qué estás tan feliz?-me pregunta Max
-No lo se, ¡estoy eufórica!-digo con una gran sonrisa en mi rostro
-Me gusta verte tan feliz-dice-Hilary, quiero que sepas una cosa…
En ese momento le beso, nuestros labios se rozan, concuerdan, son dos piezas que
encajan a la perfección, nos separamos un instante y le digo:
-Max, te quiero.
-Eso es lo que quería decirte antes de que me besases-dice entre risas.
Empiezo a reírme, me pongo roja pero me da igual, soy feliz, me he enamorado y lo
que es mejor, me he enamorado de una persona que también me quiere a mí.
-He cortado con Elizabeth, está mañana en el instituto me he dado cuenta de mis
verdaderos sentimientos, los cuales, señalan a ti, te quiero desde hace tiempo pero
no lo vi, me cegué ante nuestra amistad, perdóname-dice Max mientras me abraza.
-Estás perdonado, te quiero.
Nos volvemos a besar, menos mal que ahora mis padres están trabajando y mi
hermana en el colegio, por que si nos…

2 Corazones:

Maga de Lioncourt dijo...

Puede ser que el final esté cortado?? O en vez de "porque si nos" es "porque si no"??

En fin, mi comentario feliz :-P es que si escribes o piensas hacerlo empieces a prestar atención a los verbos, cómo se conjugan y sus tiempos, porque en el texto pasas de un tiempo al otro y se confunde todo.

Besos!

Astarielle dijo...

No se Maga, yo copie y pegue....:S

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...