martes, 25 de octubre de 2011

Relato Winterprimrose - Gincana Literaria

Di media vuelta cuando llegué a la conclusión de que él no tenía intención ninguna
de decir nada. A lo largo de la oscura calle, brillaban las grandes farolas iluminando la
avenida, mientras que la lluvia caía constante sobre nuestras cabezas. Eché a andar
rápidamente sin mirar atrás, no queriendo ver la expresión de su rostro, y al mismo
tiempo, no queriendo que él viera la mía.

- ¡Lara! – me chilló Kyle para que dejara de andar, precisamente lo último que tenía
intención de hacer en este instante.

Empecé a andar más rápido, intentando no echar a correr para que él no viera lo
desesperada que estaba. Eso sería lo último que haría. Sin embargo, sus piernas no
daban para más, y Kyle ya estaba delante de ella, cortándole el paso. Su gran altura
contrastaba con la mía, teniendo en cuenta que mi coronilla apenas le llegaba a la
barbilla. Su cara mostraba preocupación, lo que me sentó como una patada en el
estómago. El pelo negro le caía mojado sobre la cara, haciendo que gotas le cayeran
sobre los ojos y dieran la impresión de ser lágrimas. Viendo que él no la iba a dejar
marchar asi como asi, pensó en algo que decir, pero antes de que me diera tiempo a
abrir la boca, el empezó a hablar.

- Mira… no te vayas por favor, antes de que lo hagas, quiero decirte algo. – Empezó a
hablar, mientras la lluvia le pegaba la camiseta al pecho- Si durante estos días no he
hablado contigo, si ni siquiera te he mirado, no ha sido porque quisiera, aunque tienes
todo el derecho a recriminármelo. No te he querido ignorar después de lo que pasó
entre nosotros, es simplemente que no he pasado por una buena racha y no te quería
implicar en ello, pero aun así, tú sabes lo que yo siento por ti, y sabes que si no sería
por algo importante, no estaría tan apagado con todo el mundo, lo siento mucho.

- Pero... ¿Entonces no me ignoras porque no me quieres? – Le pregunté dispuesta a
todo porque la situación se aclarada de una vez por todas.

- Por supuesto que no Lara… Entonces, ¿Me perdonas? Te juro que algún día te
contaré el porqué de todo esto, pero ahora, no puedo.

- Confío en ti, Kyle, pero comprende mi preocupación al ver que me esquivabas de esa
manera, pero supongo que sí, que te perdono.

Nos quedamos mirándonos, sin saber que decir. Y cuando no sabes que decir, lo mejor
es no decir nada, mejor demostrar los sentimientos. Por eso, y en mitad de la calle
mojada, me acerque a Kyle, poniéndome de puntillas y posando mis labios en los de él,
dejando las preocupaciones para más tarde, para cuando de verdad importaran.

3 Corazones:

Loky dijo...

El final es lo mejor, el resto... No sé, algo escueto quizá. Suerte!

Astarielle dijo...

Eres la unica k se ta leyendo los relatos!! T felicito mi niña**

Loky dijo...

:D Lo hago porq me gusta! La gente parece que solo le interesa leerlos cuando son la competencia... A mi me encanta ver como la gente escribe, cuales son sus fallos. Y así mejoro yo también!! Un beso!

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...