lunes, 28 de noviembre de 2011

Creyendo en la Navidad - Parte 5

¡¡ Hola Chic@s !!

Hoy la penúltima parte de "Creyendo en la Navidad", mi relato ambientado en estas fechas.
¡¡El lunes el desenlace!!

¿Te lo vas a perder?

¡Un beso y Hasta Pronto!



CREYENDO EN LA NAVIDAD - PARTE V

Nadia vuelve a quedarse dormida. Cuando se levanta, Jorge ya no está a su lado y se tranquiliza por ello. Esta avergonzada de lo ocurrido ayer y siente que no actuó como debería. Claro que deseaba hacer el amor con él, pero hubiese preferido estar sobria.

Mira a su alrededor y lee una nota que le ha dejado. En ella le dice que no se preocupe, que se tome el día libre, que él la excusará con el jefe. Promete que la llamará a lo largo de la mañana.

Está un poco más tranquila. Sabe que Jorge tiene razón al proponerle no ir a la redacción. Le duele la cabeza y se siente muy cansada, no sería propio. Además sabe que si Jorge habla con su jefe, no habrá problema, él siempre fue de sus favoritos.

No termina de salir de la ducha, cuando su móvil suena. Es Jorge.

- Hola Jorge. ¿Cómo estás? ¿Cómo has dormido?

- No mejor que tú preciosa. No he dejado de mirarte en toda la noche. Soñaba con estar contigo.

Nadia se siente aturdida, confundida e insegura. Sabe que anoche hicieron el amor pero no que le hubiese prometido amor eterno. Ella no está segura de querer empezar una relación.

- Jorge sé que no es la mejor forma de decírtelo. Lo de anoche me encanto pero… No estoy segura de querer empezar una relación.

- Creí que tu… que yo… Anoche… - Jorge se siente perdido-, la cena… los besos…

- Por favor, perdóname.

Cuelga el teléfono. Se siente mal y no se entiende. Hace unos días hubiese estado encantada con la declaración de Jorge, sin embargo, esta confusa.

De repente y sin saber porque, JrL aparece en su mente. ¿Tendrá él algo que ver? No puede ser, no han entablado más que unos cuentos mensajes y ni siquiera se conocen, sin embargo ahora mismo está en su mente y pensar en él le pone nerviosa.

Sale disparada al ordenador y abre su correo. Cuando ve que no tiene ningún mensaje de su “nuevo amigo” se desilusiona. ¿Por qué no le ha escrito? ¿Qué ha pasado? ¿Ya se ha aburrido?

Pero sobre todo… ¿Por qué le preocupa tanto que no le haya escrito? Por un momento duda, pero toma la iniciativa y le escribe.

“Hola JrL. ¿Qué tal? ¿Qué ocurrió ayer? Perdona que sea tan curiosa pero me sorprende que ayer no me escribieras. Mira, sé que esto te sorprenderá, pero me gustaría quedar contigo, verte en persona, necesito aclarar unas cuentas cosas. ¿Qué te parece ir mañana a cenar? Un beso”.

No pasa ni diez minutos cuando recibe respuesta. Está feliz por qué han coincidido conectados a la vez y no tiene que esperar mucho.
“Hola Nadia30. Perdona por no escribirte ayer, tuve mucho trabajo y llegue tarde a casa. Me parece genial quedar mañana, si te parece bien podemos ir al Beach Blanket Babylon. Invito yo. Un saludo.”
Nadia está nerviosa. Nunca ha ido a un sitio de tanta categoría. Siente que no tiene que ponerse y decide salir de compras. Mira una y mil tiendas hasta que da con el vestido perfecto. Negro, con unos bordes verdes y un corte imperio. No es muy largo y puede combinarlo con unos tacones sencillos. Tampoco quiere ir sobrepasada.
Entra en una librería y le compra una de las novedades de aventura. Si no recuerda mal, es su género favorito. Ya que él la va a invitar a cenar, ella quiere obsequiarlo de alguna forma.
No se está dando cuenta, pero está actuando como muchas personas en Navidad. Nuevos trajes, cenas y regalos. ¿Será que el espíritu navideño al fin se apodera de ella?
Corre a casa. Se ha entretenido demasiado y aún tiene que arreglarse. No quiere llegar tarde a su cita. En la habitación, mientras se arregla el pelo, vuelve a ver la nota de Jorge. Se siente mal y culpable pero algo le dice que debe ir a la cita con JrL para estar segura de su decisión.
A la hora acordada esta ella en la puerta del restaurante. Está nerviosa y rabiosamente guapa. Mira hacia un lado y hacia otro en busca de su “amigo” pero no tiene pistas de como localizarlo. Con la emoción no ha acordado nada para reconocerlo.
De repente lo ve. Jorge se acerca a ella. Esta guapísimo. Luce un traje negro y una camisa azulada que resalta el verde de sus ojos. ¿Qué hace allí?
- Hola Nadia. Estas preciosa. –La saluda cordialmente.
- Gracias… Perdona… ¿Qué haces aquí?
- ¿No lo sabes? Teníamos una cita.
- ¿Tu y yo? –Nadia no entiende nada.
- Si, Nadia30.
- ¡¿Perdón?! ¿Cómo sabes tú eso?
- Porque yo soy JrL. Habíamos quedado, ¿no?
- ¿Me estas vacilando? –Siente rabia y está muy enfadada- ¿Has jugado conmigo? ¿De qué va esto?
- Déjame que te explique por favor –La agarra cuidadosamente del brazo-, hay una explicación.
- Pues lo siento Jorge, yo no quiero saberla. – Tira el libro que le llevaba de regalo y sale corriendo al primer taxi que ve. Se siente dolida, ofendida e idiota.

3 Corazones:

Loky dijo...

Perfecto! Me encanta ^^
Besitos estelares!

Aydel dijo...

Me encantó, tomo un giro rápido la historia :)
Un besito!

Astarielle dijo...

Ya solo queda una parte k spero k lo disfruteis!

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...