martes, 26 de junio de 2012

Sin Mirar Atrás

¡¡Hola Chic@s!!

¿Cómo estáis? Yo con ganas de escribir y compartir. Hoy os dejo con un pequeño relato que he escrito para vosotros. ¡¡Espero que os guste!!

¡¡Mil Besos y Hasta Pronto!!

Sin Mirar Atrás

Ella estaba allí, en la estación, viendo como los minutos pasaban hasta la llegada de su tren. Había vuelto a discutir con él. Otra vez una idiotez. Ella era consciente de su cabezonería, pero su amado no se quedaba atrás. Ninguno cedia, ninguno tendia su brazo por aquella relación, ninguno veía sus propios errores y los enfados cada vez eran mucho más frecuentes.
Ella lo queria, lo amaba como nunca antes había amado, pero aquella relación comenzaba a ser tormentosa. Andaba nerviosa, siempre en tensión y aunque cuando lo veía, todo era como siempre había soñado, el rencor por todas aquellas discusiones, podían con su amor.
Desde que se conocieron supo que aquello no podía salir bien, se contradecían mucho y tenían caracteres muy fuertes, pero pensó y confio que el tiempo los suavizara y pudieran disfrutar de sus sentimientos. Pero después de año y medio todo seguia igual…
Por un dia de paz, debía sufrir dos semanas de sufrimiento.
Aquello no compensaba. Muchas veces, antes, había pensado con romper aquello, empezar de cero y dejar que ambos formaran una vida sin el otro. Pero nunca lo había llevado a cabo. Siempre se arrepentia en el ultimo momento. Preferia lo que tenia, a una vida sin él.
Sin embargo, aquel dia fue diferente. Temia que el amor que sentía se estuviese convirtiendo en odio y que algun dia, temprano, dejara de mirarlo con los ojos que lo mira, asi que lo llamo, decidida y sin dejar que su voz temblara por su decisión…
“Amor, sabes que te quiero. Sabes que he intentado luchar una y mil veces por lo nuestro, pero me canse. Quizás crea que mi decisión vuelva a ser pasajera y que en dos días estare de nuevo en tus brazos, pero no, no habrá marcha atrás. No quiero odiarte y siento que empiezo a hacerlo. No puedo seguir pidiéndote algo que sé que no darás. Pero tranquilo, no sufras. Esta decisión, aunque hoy sea doloroso, es correcta y el tiempo te lo dirá a ti también. Sé fuerte y deja que pueda cumplir con mis deseos. Te amo.”
El tren anunciaba su llegada y con lágrimas en los ojos, ella subió y no miro atrás. Debía cumplir lo dicho y debía ser feliz. Odiaba que el amor pudiera hacerle tomar aquellas medidas y pudiera hacerle sufrir tanto. Odiaba sentir que el único remedio fuera dejar de luchar…

2 Corazones:

Gabriela Szuster (Gamyr) dijo...

Decisiones difíciles de tomar... Se necesita mucho coraje.

iPensamientos de Patri dijo...

Decisiones difíciles, como dice Gabriela. Todos, en un momento u otro hemos tenido que tomarlas. Hay que ser fuertes, y seguir hacia adelante.

Un relato precioso y lleno de sentimientos.

Saludos

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...