domingo, 5 de febrero de 2012

La Bestia - Las Dos Caras de Un Mismo Cuento

¡¡Hola chic@s!!

Hoy os dejo un relato que he escrito para un reto que ha creado Dulce Cautiva en El Club de las Escritoras.
En el reto se supone que dos personas deben contar el mismo cuento desde el punto de vista de unos de sus protagonistas.
Yo creo que he conseguido hacer lo que se pedía. Aunque no lo tengo muy claro...

He elegido el cuento de "la Bella y la Bestia" y mi relato es desde la posición de la Bestia. ¡¡Espero que os guste!!

¡¡Mil Besos y Hasta Pronto!!


LA BESTIA


Soy una bestia. Me miro al espejo y odio sentirme un monstruo. Yo, hace solo unos años, era un príncipe rubio con ojos claros adinerado y temido por todos. Si, ahora también me temen pero no es el mismo miedo, antes me temían por el poder que tenia, ahora solo por mi aspecto.

Maldigo el día en que aquella anciana vino a buscar consuelo un día de frio y yo la eche como un animal. Esa noche, aquella anciana (bruja disfrazada) me transformo en esto. Si no hubiese sido tan egoísta y egocéntrico que diferente seria todo. ¡Cómo me arrepiento de mi arrogancia! Aquella anciana solo buscaba un refugio donde pasar la noche y yo se lo negué. Ahora solo me queda esperar a que una joven se enamore de mí antes de que caiga el último pétalo de la rosa embrujada… Si no lo consigo me quedare así para siempre. Pero claro, ¿quien iba a enamorarse de mí? ¡Ni yo mismo me soporto!

Mis empleados, las únicas personas que siguen a mi lado, también son pequeños monstruos por mi culpa. Ellos también se vieron perjudicados por la magia de aquella bruja y aún así siguen aquí, a mi lado, sin merecérmelo. No se si me temen más ahora o antes. Nunca fui una persona cercana a ellos, de hecho, los explotaba hasta el último aliento, les gritaba y les trataba de forma inhumana. Ahora solo obedecen, pero ya nos les atormento, me quedo encerrado en mis aposentos, miro tras el balcón y espero.

Tengo entendido que un anciano ha visitado hoy mi mansión. Ni siquiera he bajado a conocerlo, he obligado a mis empleados a que lo encierren en las mazmorras. Sé que si sigo actuando así nunca cambiare, pero no puedo remediarlo, odio mi vida y la de los demás, no soporto ser el único que se vea encerrado entre estas paredes…

La rosa embrujada cada vez tiene menos pétalos, observo como van cayendo día tras día e intento resignarme a este nuevo cuerpo, pero no quiero. Quiero ser yo y quiero vivir como una persona. Como el joven príncipe que soy, no la bestia en la que me he convertido.

Me gustaría ir a la aldea, secuestrar a una joven y obligarla a quererme. ¿Se puede obligar a alguien que te quiera? Según mi mayordomo eso no puede ocurrir. El verdadero amor llega solo, sin buscarlo ni esperarlo. ¿Pero como no voy a buscarlo cuando mi vida gira entorno a un hechizo? El tiempo pasa y por aquí solo ha pasado un anciano.

Cuando era una persona normal, tenía mujeres, las que quería. Las tomaba y las echaba de mi vida tan rápido como entraban. Ninguna de ellas me hizo sentir eso que llaman amor.

Escucho la puerta, alguien viene. Seguramente sea un familiar del anciano que tras sus huellas ha llegado hasta la mansión. No quiero bajar, ya se encargaran mis empleados, según quien sea tomara la misma suerte que mi prisionero. Esperaré aquí a ver que me dicen.

Ha pasado más de dos horas desde que llego la visita y yo aún no he tenido constancia de quien llego. Gritaré y llamaré a mi mayordomo.

¿Nuestra visita es una joven? ¿Cómo es posible? Según mi empleado, es la hija del anciano. He tenido que bajar y comprobarlo por mi mismo. Es una chica muy linda, despierta y me atrevería a decir que su sonrisa es preciosa si no fuese porque la he asustado cuando me vio. Sé que proponerle cambiar su puesto por el de su padre no me hace mejor persona, pero quizás, solo quizás, teniéndola cerca pueda hacer que se fije en mi y no en mi apariencia. Ella, honesta, ha accedido. Según me explico su padre esta bien enfermo y mantenerlo hay encerrado sería como sentenciar su muerte. Prefiere ser ella quien pase las noches en aquella mazmorra.

Pero no, yo no quiero eso para ella. Si la encierro me vera como una bestia y no puedo pretenderlo. Quiero que disfrute de mi mansión, que sea libre para caminar por todas las habitaciones de la casa exceptuando la mía. Eso si, privándole su libertad para salir de estas paredes.

Han pasado ya dos días desde que ella esta aquí. Según tengo entendido no sale de su habitación. Mis empleados se han acercado a ella y me arriesgaría a decir que incluso ha caído en simpatía. Yo no me atrevo a ir en su búsqueda, me siento frágil ante ella. Quizás solo sea ilusiones mías, pero esa joven es diferente. No me teme y eso me hace vulnerable. Nunca antes nadie se había atrevido a plantarme cara, a mirarme a los ojos como ella hizo la noche que nos conocimos, ni siquiera a responderme. Pero ella si y me gusta a la vez que me da miedo. Es una sensación diferente, desconocida y me pongo nervioso solo al pensarlo. Creo que hasta me vio tras mis ojos y que sabe el poder que causa en mí. Yo, que siempre he tenido todo y ahora me siento como un niño pequeño sin saber que hacer ante ella.

Los días pasan y yo la observo. A medida que pasan los días la joven se atreve a salir de su habitación. Juega con la nieve por los jardines y recorre los pasillos con más alegría, pero no es alegre. Yo lo sé, la oigo lamentarse por las noches sin saber de su padre.

Si fuese más valiente la dejaría disfrutar del espejo mágico que tengo en la habitación. Fue otros de los regalos de la bruja que me maldijo. Por él se puede ver todo lo que ocurre tras estas paredes y ella podría saciar su curiosidad. Pero no puedo hacerlo, si se lo dejo querrá volver a su lado y yo no se lo podre negar, a ella no.

Hoy se ha atrevido entrar en mi habitación. Hemos discutido. Solo le pedí que no entrara aquí, que me dejara disfrutar de mi horror y ella me ha desobedecido. ¡Con la de metros que tiene la casa! Cuando se ha marchado de aquí la he oído llorar y yo lo he hecho por dentro. Me he sentido una bestia por tratarla así, pero es que es lo que soy, a quien quiero engañar…

Esta noche he hablado con mis empleados, quiero pedirle perdón y quiero invitarla a cenar. Los pobres están haciendo un gran trabajo conmigo. Me están ayudando a arreglarme y llevan trabajando todo el día para que la velada sea perfecta. No sé si ella querrá bajar después de lo ocurrido pero lo deseo, lo deseo como nunca antes.

Una vez en el salón, todo ha sido perfecto. Al principio se sintió reacia, fría y distante, pero a medida que ha pasado las horas ha mejorado su actitud. Me arriesgo a decir que incluso se ha divertido. ¡Hasta hemos bailado!

Yo me he sentido pequeño durante toda la noche, esta chica es un tesoro. Es inteligente, divertida, y no me trata como los demás. Me mira fijamente y me desnuda. Creo que esto que siento es amor y ahora, ahora si que estoy perdido.

Después de bailar me ha pedido que por favor la deje ir a ver a su padre y no pude negarme. Le mostré el espejo mágico y ambos pudimos comprobar que su pobre viejo esta cada vez más enfermo y la he dejado ir. Ahora es libre. Ella ha corrido bosque adentro y yo me he quedado observando como se alejaba mientras lloraba.

Mis empleados han puesto el grito en el cielo cuando han visto lo que he hecho. ¿Pero que iba a hacer? Si estar enamorado es peor embrujo que el que tengo por culpa de la vieja.

A la rosa no le quedan más que tres pequeños pétalos. Mi fin ya esta aquí y aunque quisiera ya no puedo hacer nada. Mi corazón solo le pertenece a ella y sé que nunca sentiré nada igual con otra. Ella es mi verdadero amor y yo la he dejado ir.

Desconozco lo que ocurrió aquellas horas que ella estuvo alejada de mí, solo sé que volvió corriendo, agotada y suplicaba que me escondiese. Por lo visto había saltado la alarma en la aldea por mi presencia y algunos habitantes venían a por mí. Él más fuertes de todo iba en cabeza y lo acompañaban decenas de hombres con hachas, lanzas y pequeñas hogueras.

Yo no me escondí, luche y pelee contra ellos. No me importaba que me matasen, mi vida sin ella ya no tenia sentido y prefería morir a vivir sin su compañía.

Acabe herido, me sangraba el pecho y estaba agotado. Sentí que mi vida pasaba por delante de mis ojos y lamentaba cada gesto que tuve como una bestia sin serlo. Con los ojos ya cerrado, note el calor de sus labios sobre los míos. Fue un beso corto, salado por las lágrimas que caían de su rostro y estaba cargado de amor. Al mismo tiempo, el último pétalo de rosa cayo.

No sé como ni cuanto duro, pero note que algo cambiaba en mí. La herida que me estaba matando se cicatrizo por arte de magia y mi aspecto cambio. Volví a ser yo, el joven apuesto que siempre fui, pero con una diferencia, ahora sabía que era amar y podría disfrutarlo junto a Bella.

Sé que junto a ella podré vivir plenamente y nunca más seré la bestia que fui. Ella fue la única que vio y comprendió, que aun con pinta de monstruo podía ser tan humano como el resto y me amo, me amo tal cual era sin tener en cuenta mi apariencia. Bella supo ver la belleza que estaba escondida en mi cuerpo.

FIN


10 Corazones:

Mayte Esteban dijo...

¡Muy bonito tu relato!

Un beso

Loky dijo...

Me ha gustado mucho Asty!
Cada día escribes mejor!
Besos y feliz domingi!

Déborah F. Muñoz dijo...

ahora me toca a mí hacer la versión, qué bien!!

Lily dijo...

Tu relato es tan bonito que me ha hecho llorar de la felicidad.

Moon Light dijo...

Guau! Me encanta! De pequeña era mi cuento favorito asique... :)

Astarielle dijo...

A mi tb me gusto jajaja, pero como os decia me he ekivokado!! No es esto lo k se pedia arggg!!!

wendy dijo...

Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh tiaaaaaaaaaaaaaa es que con La Bella y La Bestia me has mataooooooooooooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! *o*

No será lo que pedía, pero me encanta!

Muaksssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

Astarielle dijo...

A mi tb m gusto pero m ekivoke al entender el reto. M alegra k t gustara cieloo!!

D. C. López dijo...

La verdad es, querida Astarielle, que el relato es precioso y aunque no era exactamente lo que se pedía en el reto, ha quedado precioso!.

Lamento las molestias que te he ocasionado, pues la culpa es también mía por no saber explicarme muy bien >.<

Pero, al menos, todo se ha resuelto y de una manera espectacular!. Si es k, la k vale para escribir, vale! O.o

Un beso mi niña bella y feliz comienzo d semana!, muak!

Astarielle dijo...

No fue tu culpa Dulce jajaja, fue mia k toi empana, y tngo tantas cosas en la cabeza k no me aclare kn lo k pedias!! Admas nunca ta d mas eskribir ^^

Un beso cielo^^

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...